Thursday, April 5, 2018

3 personajes influyentes en la historia que vivieron de cerca el autismo

¿Habrías imaginado que, al igual que Tim Burton, Nikola Tesla y Michelangelo Buonarroti fueron autistas?

¿Podrías creer que muchos de los personajes más importantes de la historia en diferentes áreas de conocimiento, vivieron muy de cerca el autismo? Definitivamente no se trata de una condición capaz de limitar los sueños de una mente brillante y un corazón apasionado. ¿Sabes de algún genio que haya vivido con autismo? ¡Continúa leyendo, y conoce a tres de ellos!

¡El amo de la corriente alterna!

Y de otro montón de inventos a los que no puso nombre al momento de descubrir, como la radio, el rayo de la muerte y la corriente alterna. Nikola Tesla, un científico de origen estadounidense, realizó antes que nadie el descubrimiento de un sinfín de artefactos que parecían salidos de una época mucho más avanzada. Sin embargo, su atención siempre estuvo enfocada en desarrollar solo dos de estos grandes descubrimientos: la bobina de Tesla, y la corriente alterna. La segunda, capaz de facilitar nuestra vida día tras día.

Pero Tesla, vivió con un pesar constante. Su entorno no parecía muy receptivo hacia sus aportes, por valiosos que fueran. La excusa de su entorno para no dedicarle demasiada atención era simplemente que estaba lleno de excentricidades, como realizar movimientos repetitivos, sus manías repetitivas (caminar exactamente 13km hablando solo, todos los días), no soportar las superficies curvas, y su capacidad de imaginar mecanismos complejos sin haberlos armado. Cada uno de estos factores, en conjunto con las creaciones de Tesla, llevan a pensar a los profesionales que el importante científico vivió toda su vida con síndrome de Asperger. ¿No te parece increíble cómo a pesar de ello, gracias a Tesla puedes cargar tu teléfono celular?

El genio detrás de la Capilla Sixtina

Alguna vez todos hemos visto una fotografía de la Capilla Sixtina, y la obra “El juicio final”, que parece pintada por un ángel. Ciertamente, fue el artista Miguel Ángel quien dio vida a tan magnífica obra de arte encargada por el Papa Pablo III en el año 1534; quien, además, decidió nombrarlo pintor, escultor y arquitecto del Vaticano.
Lo que no cuentan todos los libros de arte o de historia, es que Miguel Ángel fue un hombre solitario, excéntrico, complicado socialmente y de un terrible temperamento. Inicialmente, se le adjudicaba su peculiar comportamiento a su vida. Aparentemente, Miguel Ángel no fue aceptado por su familia al manifestar su pasión por el arte, y demostrar sus habilidades para la pintura desde muy temprana edad.

Con el paso del tiempo, varios especialistas se dedicaron a estudiar la documentación de su vida, sus obras y su pasado. Después de un tiempo, se conoció que este artista era incapaz de relacionarse con su entorno de forma empática y fluida, y también de su incapacidad para hablar de sus emociones. De hecho, al hablar de esto, se comenta como un hecho determinante su ausencia en el funeral de su propio hermano, y el no haber emitido opinión sobre ello. Finalmente, los especialistas coinciden en que, a pesar de ser un hombre con una sensibilidad artística y humana impresionante, su dificultad para comprender las emociones ajenas y relacionarse con su entorno pudo deberse a un síndrome de Asperger considerable. Imposible creer en los límites cuando vemos las maravillosas obras de este hombre detallista, cuidadoso e increíblemente talentoso.

La magia del cine en medio de la oscuridad

Con un estilo pesado, difícil de digerir, pero particularmente agradable, Tim Burton nos ha ofrecido un sinfín de películas para niños y jóvenes que no temen a la oscuridad. Con un estilo extravagante, gótico y aterrador, pero amigable, como para producir películas infantiles, este hombre ha hecho del color negro, el favorito de muchos.

Es increíble como Tim Burton es capaz de realizar obras tétricas, que terminan por ser las favoritas de los niños. Como el caso de una de sus películas más famosas, “El extraño mundo de Jack”, en la que todos parecen ser esqueletos, criaturas horribles con sentimientos hermosos, capaces de dar sentido a la navidad más extraña y más noble jamás vista. Y todo esto surgió de la idea de un simple hombre que rara vez recuerda peinarse, y a quien su esposa tilda de “insoportable” muchas veces.

Pero todas sus excentricidades y peculiaridades no parecen estar sujetas a una simple libertad artística, parecen ir incluso más allá de sus habilidades cinematográficas. Tim Burton desde muy pequeño mostró características ajenas a un niño de su edad. Lo llamaban “herida de hacha” por su pasión por sembrar el terror en su vecindario cuando apenas era un niño, simulando escenas sangrientas.
Actualmente los especialistas aún se debaten para conocer con certeza la condición de este genio del cine, pero presumen que se trata de síndrome de Asperger. A pesar de esto, Burton está felizmente casado, convive diariamente con distintas personas; y a pesar de sus excentricidades, sólo requiere aislarse para crear. ¿Crees que este director brillante sea parte de nuestros genios autistas?

Como ves, ¡no existen límites! Tenemos a tres de los hombres más importantes en cada una de sus áreas: al padre de la corriente alterna, a uno de los mejores pintores y escultores de todos los tiempos, y a uno de los directores de cine más exitosos actualmente. En Autism Soccer miramos a las estrellas, y nos planteamos estar sobre ellas en algún momento, porque sabemos que no existe nada imposible para nosotros, ni para nuestros pequeños.
El autismo es lo que Tim Burton, Nikola Tesla y Michelangelo Buonarroti tienen en común. 





Facebook: Autism Soccer
Instagram: Autism Soccer

Tuesday, April 3, 2018

Michael Phelps: ¿Sabías que el mejor nadador del mundo es autista?

Sin que nadie lo note, el mejor nadador del mundo vive con autismo. 

Existen un sinfín de pruebas de que los límites no son reales, de que todo es posible si se quiere lo suficiente y se tiene el apoyo de las personas adecuadas. Lamentablemente, a la hora de hablar de autismo, muchas personas consideran que las limitaciones son más, sin saber que han sido muchos los hombres y mujeres que, aun siendo autistas, han marcado la historia. ¿Sabes de alguno? ¡Acá te contaremos sobre uno de los mejores atletas de la historia!

Como pez en el agua, sin límites ni impedimentos

¿Conoces a Michael Phelps? Se trata del nadador más condecorado en la historia, con un total de 28 medallas olímpicas. Representa un ejemplo claro para todos los jóvenes atletas que desean hacer del deporte, su medio de vida. Por si fuera poco, este hombre está lleno de récords olímpicos, dentro y fuera de la práctica de su deporte. Por ejemplo, en el año 2008, en los juegos olímpicos de Pekín, se consagró como el primer atleta en conseguir 8 medallas de oro en una misma edición de los juegos olímpicos.

Phelps resultó ser un hombre perseverante, que, al reconocer su talento, trabajó en él y lo perfeccionó rápidamente. Su primer encuentro con los juegos olímpicos fue en el año 2000, en Sydney, donde resultó ser el nadador más joven con sólo 15 años de edad. Pero, con la sonrisa que lo caracteriza en cada competencia, logró mejorar el récord mundial en 200 metros estilo mariposa, a sólo cinco meses después de haber llegado de sus primeros juegos olímpicos sin ninguna medalla.

Por si fuera poco, tiempo después batió su propio récord en los 200 metros estilo mariposa, en los Campeonatos del Mundo de Fukuoka. A partir de entonces, su carrera como atleta fue en ascenso, hasta encontrarse de cara a unos juegos olímpicos nuevamente, en el año 2004, donde se planteó el reto de conseguir su primera medalla olímpica. Al final de los juegos, se topó con la sorpresa de que su trabajo y su compromiso con el deporte que lo abrazó desde muy joven, había rendido frutos: Michael Phelps fue capaz de conseguir seis medallas de oro, y dos de bronce. Es decir, logró subirse al podio en cada una de las pruebas que participó (un total de ocho pruebas).

¿La sorpresa?

¿Habrías imaginado que Michael Phelps tiene una relación muy cercana con el autismo? Pues, ¡así es! El nadador estrella de todos los tiempos, resultó diagnosticado a temprana edad con TDHA (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad), un tipo de autismo que interviene en la capacidad de las personas para concentrarse en sus tareas.

Phelps asume con entereza su condición, y la reconoce como una forma de inspirar a los jóvenes a que luchen por sus sueños, sin importar cuáles sean. En una rueda de prensa, en el marco de los juegos olímpicos de Pekín 2008, el atleta reconoció que su vida se ha tratado de retos y superación personal. Incluso llegó a confesar que su profesor de lenguaje en la escuela le dijo que no sería capaz de lograr nada en la vida.

Cuenta también que en una oportunidad los directores de su colegio decidieron hablar con su madre, y que, al hacerlo, ella decidió brindarle al joven Michael educación alternativa en su hogar, contratando una cantidad importante de maestros particulares. Además, trabajando de la mano con el centro educativo para conseguir encaminar la educación de su hijo, diseñando programas de estudio, y estando atenta a la conducta de Michael. Sin embargo, todo esto no fue suficiente, y pasados los años tuvo que asistir a una revisión con el médico de la familia, quien diagnosticó el TDHA.

Ahora, Michael Phelps se encuentra en lo más alto del olimpo para los atletas y para la población en general, quienes lo ven como una figura de perseverancia, pasión, y entrega; sentimientos que incrementaron al conocer la condición del talentoso atleta. ¿Quién dice que hay algo imposible?

Nos encontramos frente al mejor nadador de la historia, un hombre cuya disciplina lo ha llevado a posicionarse en cada olimpíada en lo más alto del podio, y cuya humildad le permite monitorear el progreso de futuros nadadores olímpicos, cuidando del deporte que lo hizo sentir en casa, cuando el resto del mundo lo hacía sentir ajeno.

Michael Phelps es, sin duda alguna, el norte para muchas personas que son diagnosticadas con algún tipo de autismo. En Autism Soccer sabemos que el potencial de nuestros jóvenes es infinito, y que con un poco de empeño, ayuda, y mucho amor, es posible pulir ese potencial y hacer que nuestro jóvenes tengan éxito en cada una de sus tareas. Y tú, ¿crees que el autismo es un impedimento?
¡No hay ningún sueño demasiado grande para que sea imposible!



Facebook: Autism Soccer
Instagram: Autism Soccer

Thursday, March 29, 2018

¡El arte puede mejorar el desarrollo de tu hijo con autismo!

¿Sabías que el arte puede contribuir al desarrollo de tu hijo?

El arte, sin duda alguna, nos salva de todo lo que no sabemos manejar, y el autismo no es la excepción. Es bajo este principio que comenzó a ser utilizado el arte, para estimular distintas áreas cerebrales en los niños. Para los niños neurotípicos, el arte es un escape de la rutina, una posibilidad para manifestar su creatividad por encima de todo lo que los rodea. Es una alternativa maravillosa para crear el mundo con el que sueñan, sin límites ni ataduras.

Para los niños con autismo, por otro lado, el arte es un medio de intervención. Para el pequeño, permitir a su imaginación manifestarse a través de la proyección visual, le resulta terapéutico.

¿Qué es el arte?

No importa a quién se le pregunte, la respuesta siempre será diferente. De lo que no hay duda es que para todos, el arte representa la posibilidad de expresarnos sin temor a ser juzgados. El arte es algo distinto para cada persona, empezando por las diversas manifestaciones artísticas. Para el que pinta, el arte puede ser representado por un caballete, un pincel, y encontrarse a sí mismo frente a un lienzo. Para el que baila, el arte puede manifestarse al sentir el ritmo de la música y recorrer cada centímetro de su cuerpo. Para el músico, el arte puede ser la nota más dulce en el momento adecuado.

Sin embargo, en términos generales, el arte se define como la forma de recibir y brindar estímulos relacionados con la realidad a través del medio visual. Es, además, una forma de comunicación, no necesariamente verbal, y es considerada una de las herramientas más increíbles que tiene el hombre para interpretar y comprender su entorno. El arte no corresponde a un idioma exclusivo, tampoco a una raza, ni siquiera a un credo. El arte es un factor común capaz de unir a muchas personas gracias a que facilita la comunicación.

¿Qué representa el arte para un niño con autismo?

Se asume, después de muchos estudios, que el pensamiento del infante autista se basa principalmente en imágenes. Luego, el cerebro consigue decodificar la realidad. Ese es el proceso: inicialmente el ambiente se percibe como un cuadro de imágenes estáticas, que posteriormente serán decodificadas e interpretadas por el niño.

En el caso de las relaciones sociales, el cerebro realiza procesos sumamente complejos, entre los cuales se encuentra un tipo de decodificación que puede tomar una cantidad de tiempo mucho mayor. Sabemos que el autismo no se caracteriza por aceptar fácilmente la interacción social. Aun así, el sentido es el mismo que el de la primera decodificación: entender la cotidianidad e interpretarla por medio de un sistema de imágenes.

El arte, para un niño con autismo, representa justamente eso, la oportunidad de realizar una representación gráfica o física de lo que percibe en el mundo exterior, y en el caso puntual de los niños no hablantes, permite una forma de comunicación con lo que le rodea.

¿Arteterapia?

¿Recuerdas cuando dijimos que el arte resultaba terapéutico para los niños con autismo? Pues, después de diversos estudios, se concibió el arte como parte de una auténtica terapia para facilitar los procesos del desarrollo de los niños autistas.

La arteterapia proporciona la posibilidad de comunicarse sin un pensamiento lingüístico (números y palabras). Entonces, las sensaciones y manifestaciones artísticas se dan desde las más primitivas y reales. De esta forma, el niño adquiere conciencia de su propio cuerpo y de los límites que debe tener. Entiende que su cuerpo es igual al de su semejante, y relaciona sus sensaciones físicas con las ajenas. En este sentido, la arteterapia es sinónimo de experiencia sensorial.

En un principio, la arteterapia puede representar un desafío para los niños con autismo, especialmente por el primer encuentro visual con su mundo interior. Puede ocasionar caos el no saber organizar las ideas, y podría terminar, incluso, en una crisis que debes estar preparado para manejar. También puede existir el caso en el que los niños no respeten los límites físicos, como el espacio para pintar, los materiales a utilizar o el tiempo establecido para culminar con la tarea. Con respecto a esta situación, la arteterapia ofrece un acercamiento a ese desconcierto, y ofrece también una herramienta que en sí misma puede contribuir a desatar los nudos en una bola de hilo. Pacientemente, la arteterapia puede aclarar los pensamientos de los niños, ofreciendo una solución a la incomprensión física y mental.

Asimismo, es un hecho frecuente que los niños muestren una actitud hostil hacia los materiales que deben utilizar. Pueden romperlos e incluso pretender hacerse daño a sí mismos o a alguien más. Ante esto, lo más recomendable es fijar la atención y la energía en una actividad como rasgar papel, moldear plastilina o pintar espacios grandes con los dedos. Si la actitud agresiva continúa, es necesario retirar los materiales y aplicar un mecanismo de contención no invasivo.

Finalmente, el arte representa, bajo cualquier circunstancia, la posibilidad de expresarse. Para los niños con autismo, es una buena oportunidad para mejorar las capacidades relacionadas consigo mismo y con su entorno.

Autism Soccer también participa en la evolución de las habilidades de los niños con autismo a través de las actividades deportivas. Reafirmamos el potencial de nuestros niños y trabajamos diariamente para dar a conocer las capacidades que cada persona con autismo es capaz de desarrollar. ¡No existen límites para nosotros!
No condiciones tus alternativas a las terapias típicas. ¡Atrévete a experimentar con nuevas y divertidas alternativas!



Facebook: Autism Soccer
Instagram: Autism Soccer
Twitter: Autism Soccer

Tuesday, March 27, 2018

"El viaje de María": ¡acompáñanos a entrar en su mente!

¿Alguna vez te preguntaste qué hay en la mente de un niño con autismo?

Las artes audiovisuales han tendido su mano en más de una oportunidad para contribuir a la comprensión del autismo por parte de las personas neurotípicas. Distintas asociaciones se han aliado con productoras audiovisuales para estructurar piezas destinadas a todas las personas que, como nosotros, desean entender cada aspecto relacionado al autismo.


Por su parte, la fundación Orange ha apostado en distintas ocasiones por la utilización de medios no convencionales para promover el desarrollo de los niños con autismo. Fue esta fundación la que nos brindó la aplicación Día a Día para smartphones; un monitor diario para llevar a cabo la rutina de un niño de la mejor forma, pudiendo documentar su progreso con el paso del tiempo.


Esta vez, la fundación Orange nos regala un cortometraje con la intención de difundir y hacer llegar el conocimiento sobre el autismo a cada rincón del mundo.

“El viaje de María”

Este cortometraje representa una ventana a la mente de una joven con autismo, María. A lo largo del viaje, podemos explorar todo lo que María lleva dentro de sí, y nos vemos envueltos en un mundo lleno de colores, amor, creatividad, sueños, fantasías y esperanzas. La travesía de María es el resultado de la curiosidad de sus padres, quienes, al notar que se comportaba de una manera distinta, decidieron perseguir el diagnóstico hasta obtenerlo: autismo.


Miguel Gallardo, director del cortometraje, describe su idea de la siguiente forma: «... intentar meterme en el mundo de María e intentar comprender y visualizar las cosas que perturban a María de nuestro mundo, las cosas que le gustan, las que le hacen sonreír y un pequeño trocito de su planeta tal como yo lo imagino, de una manera fluida, divertida y comprensible incluso para el público que no conoce este trastorno.»


En el cortometraje no se plantea el autismo como protagonista, ni siquiera como un punto focal. Esta obra va dirigida a resaltar el afecto y los lazos que crean las familias con los niños justo después de conocer el diagnóstico de esta condición. Resulta fascinante para el espectador apreciar y entender que los lazos de afecto son capaces de sobrepasar cualquier dificultad comunicacional entre padres e hijos.

¿Deseas unirte al viaje de María?

El propósito de este cortometraje es llegar a cada rincón del mundo y transmitir un mensaje de entendimiento, conocimiento y amor. Pretende llegar al corazón de esos padres que atraviesan la compleja situación de que el diagnóstico para sus hijos sea el autismo. Con esta producción, se espera dar alivio a cada uno de esos padres, resaltando siempre el optimismo y poniendo el amor como piedra angular para aprender a entender esta condición.


El viaje de María nace justo después de la publicación del cómic “María y yo”, dirigido también por Miguel Gallardo, quien consiguió cautivar a la fundación Orange. De esta forma, se decide darle vida a la mente de María. ¿Quieres conocer el viaje de María?


En Autism Soccer apoyamos cualquier tipo de producción destinada a la difusión de herramientas y conocimientos relacionados con el autismo, y agradecemos cada acción realizada con el fin de erradicar todos los estigmas ligados a esta condición. El autismo no es una enfermedad, y mucho menos un impedimento. Ayúdanos a cultivar en los niños la sed de superación. ¡Con amor y paciencia, no hay nada imposible!
La mente de María está llena de colores y fantasías. 



Facebook: Autism Soccer
Instagram: Autism Soccer


Thursday, March 22, 2018

¡El síndrome de Asperger será formalmente parte de los TEA!


¿No lo sabías? Hasta este año, el síndrome de Asperger no estaba contemplado dentro de los trastornos del espectro autista (TEA); algunos psicólogos apoyan esta postura, mientras otros aseguran que debe estar contenido en los TEA. Años de debate dieron como resultado la nueva actualización del libro diagnóstico CIE-11, uno de los grandes pilares de la psicología.

Dentro de esta nueva actualización, nos preparamos para recibir formalmente el síndrome de Asperger en el marco de los TEA. Si deseas saber más sobre la actualización y las razones por las que el síndrome de Asperger aún no podía ser considerado como una condición de este tipo, ¡continúa leyendo!

¿Por qué el síndrome de Asperger no había sido considerado un TEA?

Hasta el día de hoy, muchos no estábamos enterados de que el síndrome de Asperger no es igual al autismo, y de que ni siquiera están tan relacionados para efectos de diagnóstico. Es sencillo definir la razón principal: las personas con Asperger son definidas como autistas de alto rendimiento, porque sus habilidades cognitivas están muy por encima de lo que exige el diagnóstico del autismo corriente. Entonces, nos encontramos con un síndrome que debe ser contemplado dentro de los trastornos del espectro autista, pero no cumple con las condiciones diagnósticas.

Existen diferencias evidentes entre un joven con síndrome de Asperger y un joven con autismo, y cada una de ellas contribuyó a la discusión sobre el diagnóstico del Asperger. Entre ellas, las más importantes son:

  • Lenguaje: los niños con autismo presentan dificultades en cuanto al desarrollo del lenguaje, mientras los niños con síndrome de Asperger gozan de un lenguaje rico en tecnicismos. Además, pueden ser incluso pretenciosos a la hora de exponer un tema que tiene su interés.

  • Capacidad motora: los niños con síndrome de Asperger suelen tener dificultades para realizar movimientos complejos, muchos expertos no miran con detenimiento esta característica. También es cierto que los niños con autismo presentan dificultades motoras, pero esto será proporcional a las características de su condición particular.

  • Memoria: una de las cualidades más resaltantes de los niños con Asperger es su habilidad para memorizar a la perfección sucesos importantes, pequeños detalles, información trivial e información de interés.

  • Relaciones interpersonales: para los niños con autismo resulta sumamente complejo entablar relaciones interpersonales, bien sea por ansiedad social o por desinterés; el caso de los niños con síndrome de Asperger es completamente distinto. Muchos intentan unirse a otras personas, tener largas conversaciones y hacer cosas naturales según la edad que tengan.

¿Por qué se dice que el síndrome de Asperger debe ser considerado como un trastorno del autismo?

Por las similitudes que guardan entre ellos. Aunque aún no se tiene certeza del origen del síndrome de Asperger, se presume que es similar al del autismo. Tiene que ver con alteraciones genéticas y factores ambientales, y es aquí donde comienzan las similitudes que hacen a uno parte del otro.

Por otra parte, las alteraciones que tiene el individuo que debe vivir con cualquiera de estas condiciones son similares, aunque en polos completamente opuestos. Por ejemplo, al momento de relacionarse con el exterior, los niños con Asperger pueden mostrarse abiertos; tanto, que pueden intimidar a las personas a su alrededor por medio de su excesivo conocimiento. En el caso de los niños con autismo, su dificultad para relacionarse tiene que ver con la falta de interés por la interacción, lo que hace que muchas veces se aíslen. Y así como este ejemplo, muchos otros casos nos permiten entender que realmente existe una cercanía evidente entre el autismo y el síndrome de Asperger.

¿Cómo se logra que el síndrome de Asperger sea contemplado como un TEA?

Con muchas discusiones. Antes de poder llegar a este punto, se discutió dentro del gremio competente sobre cuál era la decisión más acertada. ¿Podríamos continuar aislando una condición que claramente tiene características propias de otra?, o ¿podríamos incorporar con armonía una condición dentro de un espectro que no contempla muchas de sus características?

En medio de estas discusiones jamás se había considerado darle pinceladas de una cosa a la otra. Hasta que por fin sucedió, a mediados del año 2017 se comenzó a hablar sobre la incorporación del Asperger entre los trastornos del espectro autista, pero no fue sino hasta hace poco tiempo que se habló de un hecho. A partir de la publicación del libro diagnóstico CIE-11, en mayo del año 2018 el síndrome de Asperger pasará a ser inmediatamente un TEA. No será correcto su diagnóstico aislado, y se incorporarán las consideraciones pertinentes para que el síndrome encaje a la perfección en el marco de los trastornos del autismo.

Una vez más somos testigos del trabajo que constantemente realizan los especialistas con el fin de brindar al mundo entero las herramientas necesarias para diagnosticar, conocer y estudiar las condiciones relacionadas con el autismo. La neurodiversidad es cosa de todos los días, y nos contenta presenciar uno de los avances que podría significar una mayor precisión a la hora de diagnosticar a nuestros niños.

¡Todos somos iguales, porque todos somos diferentes! En Autism Soccer celebramos cada granito de arena que nos permita construir un castillo de conocimiento en torno al autismo, con el fin de ayudar a tantas personas como sea posible. ¡Síguenos en nuestras redes sociales, y aprende mucho más sobre esta fascinante condición!


Facebook: Autism Soccer
Instagram: Autism Soccer